El piloto de RAW Super Drink se doctora en el ­­Gran Premio de Argentina

Jaume Masiá está dando pasos de gigante para llegar a ser campeón del mundo de Moto3. Tras debutar en el mundial en el año 2017, realizando 4 carreras con resultados prometedores; el año siguiente disputaría su primer mundial completo y ganaría el título de Rookie del Año. Esta temporada está siendo la de su confirmación, fue el más rápido en los test de pretemporada en Jerez, pero luego se lesionaría en la pista andaluza y, en consecuencia, no podría ser competitivo en la primera carrera del mundial en Qatar, donde se retiraría tras ser golpeado por otro piloto. Tres semanas más tarde, llegaría al circuito argentino de Termas de Río Hondo para afrontar en mejores condiciones físicas la segunda carrera del mundial; los resultados serían asombrosos. Pole Position el sábado y victoria el domingo en una carrera loca donde 15 pilotos lucharían por la victoria hasta el final. Masiá sería el piloto más hábil en la última vuelta y se colocaría primero antes de cruzar la línea de meta, nadie le arrebataría la victoria.

El piloto de RAW Super Drink, comentaría tras cruzar la línea de meta:

“Es un día para disfrutar. En la recta me costaba mucho adelantar. Era una continua pelea. Intentaba no perder posición en cada frenada y he sabido coger el rebufo perfecto. Pude adelantar a Rodrigo y tuve suerte de que no me adelantara nadie y ganar».  La próxima cita, el Gran Premio de las Américas. Del 12 al 14 de abril en Austin (Texas).